Disponibile in:

10 – El Pensamiento – el Silencio Mental (parte 1)

Página 1 en 3

La clave para el Despertar Espiritual es el silencio mental, es decir la ausencia de pensamientos. A través de la Meditación aprendes a no pensar y a mejorar tus sentidos, desarrollando tus habilidades psíquicas y extrasensoriales. Sin embargo, el pensamiento no es sólo lo que te distrae durante la Meditación, sino lo que tienes en cada momento del día. Nuestra capacidad de pensar es lo que nos hace más evolucionados que los animales y, al mismo tiempo, lo que más nos aleja de la evolución espiritual: es nuestra fuerza, pero también ​​nuestra condena. Esto se debe a que nuestros pensamientos no están determinados únicamente por nosotros, sino que también están influenciados por lo que nos rodea. Por un lado, nos permiten reflexionar sobre lo que nos hace bien y lo que nos lleva a equivocarnos, pero por el otro, ¿qué ocurre cuando los pensamientos que pasan por nuestra mente no son del todo nuestros? Surge la Duda y no sabes cuál es la decisión correcta porque hay dos voces contrastantes que te dicen lo que tienes que hacer, suprimiendo la verdad. Practicar el silencio mental sirve precisamente para impedir que estas voces te confundan y dejar que aparezca la solución que te llevará a tomar la mejor decisión, sin quedarte engañado por una verdad a medias.

Si tus pensamientos fueran plenamente tuyos, libres de las influencias externas y de las variaciones determinadas por la voluntad de los demás, entonces tendrías una completa conexión con tu Yo superior: él te diría cada vez cuál es la mejor opción para tu futuro y cuál descartar, sin dejarte ningún tipo de duda. En cambio, muy a menudo tienes dudas o, lo que es peor, tomas decisiones que, con absoluta certeza, consideras las mejores; para luego descubrir, incluso después de años, que fueron malas para ti. Quién sabe cuántas veces dijiste a ti mismo “… ¡Si sólo lo hubiera sabido!” o “Lo sentía, sabía que era la elección equivocada… ¿Por qué la tomé igualmente?”. Pero no puedes culparte por ello porque tenías demasiados pensamientos, por lo que no lograbas descifrar cuáles eran las opciones correctas y cuáles estaban allí para que te equivocaras. La práctica del silencio mental no quiere que te conviertas en una persona incapaz de pensar, sino todo lo contrario: esta técnica te permite eliminar los pensamientos superfluos y reconocer aquellos dictados por tu Conciencia Superior, que nunca te dejaría equivocarte. La Meditación sin pensamientos es la única manera de distinguir los pensamientos correctos de los incorrectos. Practicar el silencio mental no es fácil, pero te garantiza poder diferenciar lo que quieres de lo que otros a tu alrededor te imponen; te hace entender quién eres, distinguiéndolo de lo que los demás quieren que seas. Te permite saber quién o qué está tratando de dirigirte hacia un camino cuando tú quieres seguir otro distinto y te ayuda a ser libre de las cadenas de tu mente.

El Silencio Mental es una técnica y practicándola desarrollas tus capacidades psíquicas y la conexión con tu Alma, aprendiendo a escucharla, reconocerla y comprenderla. Podemos engañarnos de que no necesitamos el silencio mental, de que ya tenemos una comunicación profunda con nuestra Alma y con Dios, de que ya sabemos todas las respuestas y siempre conocemos la verdad. Sin embargo, seguimos cometiendo errores y sintiéndonos culpables de nuestras acciones pasadas. ¡Es normal cometer errores si miles de voces contradictorias hablan entre sí y no te dejan comprender qué es lo correcto! Un pensamiento te dice una cosa, un sentimiento te dice otra, y no importa si escuchas a tu cerebro o a tu corazón porque terminarás cometiendo acciones de las que te arrepentirás. Deja que tu Conciencia superior te diga cuál es la vía correcta porque ella es la única que conoce el futuro y sabe lo que te hará realmente feliz.

A través de este camino te enseñaré cómo funciona el Pensamiento, cómo convertirlo en tu aliado en vez de ser tu constante enemigo; cómo reflexionar en vez de obsesionarte, cómo pensar positivo en vez de dejarte abatir por un pensamiento negativo. Aunque creemos saber distinguir muy bien los sentimientos de los pensamientos, en realidad a menudo nos confundimos y nos dejamos engañar por emociones o pensamientos que no nos pertenecen.

Página 2 en 3

A menudo son las emociones momentáneas las que nos hacen cometer los peores errores, porque nos dejamos llevar por un sentimiento aparentemente muy fuerte, pero que dura muy poco; el tiempo suficiente para que nos equivoquemos y luego hacer que nos arrepintamos. Por eso, el consejo de “sigue siempre a tu corazón” se vuelve poco fiable hasta que no aprendamos a reconocer el lenguaje que nuestra Alma utiliza para comunicarnos la verdad y cuáles son los pensamientos y sentimientos que nublan nuestro juicio. Con la práctica del silencio mental, serás capaz de comprender los sentimientos verdaderos y justos y los que solamente te presionan para herirte y llevarte por el camino equivocado. Por la misma razón, hay que esforzarse para mejorar nuestra capacidad de pensar, porque así nuestros pensamientos serán completamente nuestros y ya no estarán influenciados desde el exterior. En este momento puede parecerte todo muy complicado porque siempre has vivido con los pensamientos de los demás en tu mente, por lo que te parece algo normal; pero cuando comenzarás a abrir los ojos te darás cuenta de cuántos errores cometiste y no por tu culpa. Finalmente dejarás escapar un suspiro de alivio y te sentirás como si estuvieras empezando a vivir de nuevo.

Luchar contra el pensamiento sería inútil: ganaría él. En cambio, puedes aprender a entrenarlo para que salgan a la superficie solamente los pensamientos útiles, mientras que los pensamientos inútiles, e incluso dañinos para ti, sean alejados de inmediato. Esto no significa volverse una persona irracional, que vive con la cabeza en las nubes y se olvida de la realidad: significa ser realista y comprender que pensar en negativo te destruye desde adentro, hasta que arruines todo el mundo que te construiste. Por ejemplo, pensar que si te esfuerzas podrás obtener una parte de tu éxito es muy útil. Ser irracional es pensar que puedes realizar tus sueños sin hacer el más mínimo esfuerzo para conseguirlo; ser negativo es creer que, incluso si te esforzaras, no lo conseguirías porque no eres lo suficientemente capaz, bueno o fuerte para alcanzar esa meta. Practicar el silencio mental te permitirá actuar sin que te distraigas con los miles de pensamientos que intentarán obstaculizarte de mil maneras, en cualquier tipo de práctica o dirección que te gustaría tomar para realizarte. Hasta que no te dedicas seriamente a la práctica del silencio mental, no comprendes el bienestar mental que tienen aquellos que son capaces de escuchar únicamente la respuesta correcta. Estamos acostumbrados a devanarnos los sesos, especialmente para encontrar una solución a los problemas que nos atormentan. En realidad, sería suficiente escuchar la voz de quién ve mucho más allá que nosotros y que ya sabe cuál es el mejor camino y cuál, aunque aparentemente prometedor, nos llevará a un fracaso total. También hay que tener en cuenta de que existe una gran distancia entre sentir y seguir el camino correcto, pero, con la experiencia, aprenderás a actuar sin elegir deliberadamente lo que ya sabes que te hará arrepentirte. A veces, cometer errores es lo que más nos atrae porque añade un poco de adrenalina a nuestra vida, pero cuando sabrás reconocer qué pensamientos son beneficiosos y cuáles pueden resultar dañinos, comprenderás que es mejor seguir siempre el camino correcto, sin tirar piedras sobre tu propio tejado.

El Silencio mental no es solamente tomar una decisión sin dudar porque, como he explicado anteriormente, aunque no tengas dudas puede que no sea la decisión correcta y que te arrepientas de ella después de unos años. El Silencio Mental será mucho más: impedirá que te dejes influenciar por el Low, por los pensamientos de otras personas, por los Programas energéticos que te han impuesto o que tú mismo te has creado y te permitirá comprender lo que piensa tu Alma en lugar de razonar como un simple ser humano. ¡Ella es externa a este mundo, no vive para ahorrar, vive para ganar experiencia, vive de la experiencia! Ella conoce el futuro, o mejor, conoce las consecuencias de tus acciones, no como tú que las vives desde el interior y las sufres, sin saber de antemano qué futuro te espera si realizas esa determinada acción. Ella es mucho más simple y directa, mientras que tú te andas con rodeos y te dejas distraer fácilmente: tú vives en el Low, tu Alma no. Sin embargo, no puedes entender qué tipo de experiencia elegiría Ella si sigues pensando con el Regulador del Low: la mayoría de las veces dirás que “tu Alma lo quiere así”, pero sólo es una manera de camuflar que te has dejado influenciar por un impulso sin pensar a dónde te llevará. El Alma no es superficial y no pierde el tiempo con argumentos inútiles; Ella sólo piensa en una cosa: en su propia evolución espiritual.

Página 3 en 3

Por eso es fundamental aprender a entender cuál es su lenguaje, en lugar de escuchar los pensamientos mentales y convencerse de que son sus palabras, como si Ella realmente pudiera estar tan confundida como para no saber cuál es la mejor opción. Para comprender el lenguaje de la Conciencia superior hay que aprender el silencio mental: solamente de esta manera estarás seguro de sus indicaciones y no las confundirás con tus pensamientos y sentimientos, que a menudo son influenciados justamente para alejarte de la verdad.

El primer paso es aprender el Silencio mental durante la práctica de la Meditación, así empezarás a comprender lo mucho que tus pensamientos quieren afectar a tu vida, incluso cuando intentas silenciarlos por un momento. ¿Por qué tienen que ser tan abrumadores cuando quieres estar en silencio, aunque sea por un minuto? ¿Qué los impulsa a ser tan martilleantes, especialmente cuando intentas meditar? A través de la meditación te das cuenta de algo que nunca habías notado: que tú no eliges qué y cuánto pensar. El segundo paso es aprender a pensar mucho más positivamente durante el día, en vez de caer preso de los pensamientos negativos como hacen todos los demás: el pensamiento positivo es mucho más complicado de lo que piensas. El tercer paso será aprender a distinguir cuándo es necesario silenciar tus pensamientos y cuándo es importante que reflexiones antes de actuar: este será el paso más complicado, porque muy a menudo te dejarás engañar por pensamientos inútiles con la convicción de que te sirven para tomar la decisión correcta, pero en realidad te alejarán de ella. Seguramente te estarás preguntando por qué no luchar directamente contra el pensamiento para eliminarlo por completo, en lugar de pasar primero por el pensamiento positivo, y así sucesivamente. La respuesta es que tenemos un cerebro y hay que usarlo, pero esto no significa que debemos permitir que todo lo que está a nuestro alrededor influya en nuestra manera de pensar y decida sobre nuestras vidas. El Low es completamente contrario a nuestra evolución espiritual, y todo lo que nos rodea y que forma parte de nuestra vida diaria es Low. Reconocerlo, en todas sus formas, no es fácil, pero paso a paso logras verlo con otros ojos y aprender a superarlo sin dejarte engañar. Por lo tanto, se puede aprender a tener un silencio mental férreo y perfectamente equilibrado, pero antes de comprender la diferencia entre pensar y reflexionar, aprende a mantener el silencio mental durante la Meditación. En las próximas lecciones te explicaré los diferentes tipos de Pensamientos y cómo reconocerlos.

 

Fin de página 3 de 3. Si te gustó el artículo, comenta aquí debajo describiendo tus sensaciones al leer o practicar la técnica propuesta.

 

Este documento es la traducción del artículo original del sitio web Accademia di Coscienza Dimensionale: https://www.accademiadicoscienzadimensionale.com/archives/4092  

 

Este documento es propiedad de https://www.accademiadicoscienzadimensionale.com/. Todos los derechos están reservados, se prohíbe cualquier uso no autorizado, total o parcial, de los contenidos presentes en este portal, incluido el almacenamiento, reproducción, reprocesamiento, divulgación o distribución de los contenidos mismos a través de cualquier plataforma tecnológica, soporte o red telemática, sin previa autorización escrita por parte de Academia de Conciencia Dimensional, A.C.D. Cualquier violación será procesada mediante acciones legales. ©

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Vuoi aggiungere il tuo banner personalizzato? Scrivici a [email protected]